La Vecilla batió ayer el récord de visitas en la edición número veinte de la Muestra del Gallo de Pluma y Mosca Artificial, con la presencia durante el fin de semana con más de 10.000 personas. Una cifra, que da lugar a la gran importancia del evento, que cada año los criadores de esta raza autóctona de gallo cuidan más y que de forma encadenada sirve para que los pescadores encuentren su mejor mazo de pluma para la práctica del deporte.

Los criadores mostraron ayer su satisfacción, tanto en la participación como en el elevado número de ventas. La alcaldesa de La Vecilla, Manuela García Robles, dejó patente en la calusura que esta feria, ya consolidada, sirve para dar un paso adelante en la promoción turística del municipio. En este sentido, la regidora y diputada provincial se refirió también al número de actividades que se han desarrollado de forma paralela a la Feria, como fue aye el concurso de montaje de moscas con pluma de León —30 minutos para ensambvlar una mosca ahogada y un tricóptero—, los talleres de montaje de moscas ahogadas y de técnicas avanzadas, así como las demostraciones en directo de la pela del gallo de pluma.

La regidora no quiso olvidarse de las excelencias gastronómicas que han ofrecido los distintos establecimientos hosteleros del municipio de La Vecilla, en los que destacó una importante afluencia de público, porque el sol reinaba en las montañas del Curueño, a pesar de las bajas temperaturas que se registraron.

El Ayuntamiento ya piensa en los preparativos de la próxima edición.

Para leer y ver las fotografías del Diario de León